Explora_
La cultura digital

Recorrido virtual

RECORRE LA MONEDA DURANTE TODO EL AÑO

Solo dos veces al año, con motivo de la celebración del Día del Patrimonio, el Palacio de La Moneda abre sus puertas para que las personas puedan visitarlo y conocer cada uno de sus rincones, y aprender sobre el trabajo que se realiza y llena de vida sus pasillos. En cambio, durante el resto de los doce meses, se puede acceder a la casa de gobierno solo a través de un sistema de solicitud de visitas, ya que el edificio está dedicado a las labores administrativas y ceremonias protocolares. Pero ahora, los diferentes salones, patios y galerías de La Moneda podrán ser visitados los 365 días del año gracias al trabajo de Google Street View. En total, son 30 los espacios que se pueden recorrer virtualmente, entre ellos, el Salón Montt Varas, donde se llevan a cabo las ceremonias de cambio de gabinete, entrega de premios y cenas oficiales; y el Salón Independencia, donde se encuentra uno de los balcones más emblemáticos del palacio, donde distintas personalidades han salido a saludar. También se puede acceder al Despacho de la Primera Dama, a la Sala de Consejo, donde se reúne el presidente con miembros de su gabinete; el Salón de Audiencias, donde autoridades y distintos personajes de la sociedad (como actores, directores, deportistas) son recibidos por la máxima autoridad del país. Además de observar el mobiliario y decorado de cada lugar, en todos ellos se puede apreciar la colección de arte que se encuentra en el palacio, como un retrato de Pedro de Valdivia pintado por Ignacio Zuloaga, los de Manuel Montt y Antonio Varas a cargo de Bartolomé Pagani, “Paisaje de Cordillera” de Pedro Lira, además de dos obras de Roberto Matta: “Espejo de Cronos” y “La vida Allende La Muerte”. La primera copia del libro “La miseria del hombre” (1948) y manuscritos de los poemas “Al Silencio” y “Oscuridad Hermosa” de Gonzalo Rojas también se lucen en un salón que lleva el nombre del escritor chileno. ¿Sabías qué? Sólo tres palacios presidenciales del mundo han abierto sus puertas para que Google Street View recorra y grabe sus salones, y La Moneda de Chile es el tercero de ellos. Antes ya lo habían hecho la Casa Blanca de Estados Unidos, y la Casa Rosada de Argentina.

Audiovisual

DOCUMENTAL PROTAGONIZADO POR PASCUALA ILABACA REÚNE DOS GENERACIONES DE ACORDEONISTAS

Por más de 50 años, Alejandro González (1933) ha dedicado su vida a ser artesano en piedra liparita, músico e impulsor del Carnaval de Toconao, donde se ha destacado por su dominio del acordeón a botones, interpretando ritmos de cueca carnavalera. Por estos motivos, en 2011 fue nombrado Tesoro Humano Vivo, una distinción que premia y reconoce el aporte de personas en el cuidado y cultivo de tradiciones que forman parte del Inventario de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile. Por su parte, Pascuala Ilabaca (1985) es una joven cantautora y acordeonista de Valparaíso que a lo largo de su carrera ha recorrido distintos lugares del país y el mundo, conociendo diversas culturas y tradiciones para poder alimentar su música de nuevos sonidos. Juntos son los protagonistas de este episodio de Encuentros Maestros, una serie documental impulsada por el ex Consejo Nacional de Cultura y las Artes (CNCA) que busca potenciar el intercambio de experiencias y la retroalimentación cultural entre diferentes creadores. Este registro, Ecos de Carnaval, realizado en 2014, tuvo lugar en Toconao, pequeño pueblo de la región de Antofagasta, y muestra cómo, a través de la conversación y las melodías, ambos artistas intercambian la técnica de cada uno de sus instrumentos, además de sus visiones sobre la música, la vida y el trabajo en esta zona del norte del país.

Recorrido virtual

LA HISTORIA DE CHILE EN UN SOLO LUGAR

Ubicado en pleno centro de Santiago, en la Plaza de Armas, y desde su fundación en 1911, el Museo Histórico Nacional ha reunido objetos, pinturas y esculturas de personajes ilustres que han marcado distintas épocas de nuestro país. Y aunque el edificio construido a comienzos del siglo XIX fue restaurado y reacondicionado para albergar las cerca de 550.000 piezas de las colecciones histórico-patrimoniales, sus más de 3.180 m² no fueron suficientes y el 99% de los objetos se encontraban almacenados sin ser mostrados al público. Por eso, en marzo de 2019 se inició una nueva etapa del museo. Serán dos o tres años en que el recinto tendrá sus puertas cerradas para dar paso a la construcción de un nuevo edificio que significará una ampliación de 3.577 m², lo que permitirá mejorar la conservación y exhibición del patrimonio nacional. Pero su colección seguirá disponible para ser vista… de manera online. Mediante un recorrido virtual que atraviesa sus dos pisos, además de los cinco niveles del campanario, es posible observar pinturas del siglo XIX, la bandera chilena utilizada en la Jura de Independencia en 1818, vestidos de 1900, los anteojos rotos de Salvador Allende, el cuerpo embalsamado de Ulk, el perro de Arturo Alessandri Palma, entre otras cosas.

Multimedia

LÍNEA DE TIEMPO REÚNE COLECCIÓN DEL MUSEO BRITÁNICO

Desde una herramienta para cortar, fabricada hace dos millones de años, hasta sofisticadas esculturas, pinturas, joyas y prendas de vestir provenientes de los cinco continentes, forman parte del Museo del Mundo, un proyecto del Instituto Cultural de Google y el Museo Británico. La iniciativa –que custodia más de ocho millones de objetos– invita a revisar la historia de la humanidad de una nueva e interactiva forma, a través de una línea de tiempo digital que reúne cientos de fascinantes piezas de las más diversas culturas y que forman parte de la colección del recinto. Para ver imágenes de un arma de la época del Paleolítico, de esqueletos enterrados hace más de 13 mil años en Sudán o de sandalias hechas de papiro en el Antiguo Egipto, solo tienes que deslizarte por la línea hacia el pasado o el presente (hacia adelante o atrás con tu mouse), y saltar de la prehistoria a la década del 2000, o de un continente a otro si así lo deseas. Cada pieza cuenta con fotos, audios, mapas e información complementaria que entregan más antecedentes sobre su origen y el aporte que ha significado en nuestra historia. Ojo! El sitio está completamente en inglés y no está disponible en su versión móvil.

Galería de fotos

EL TERREMOTO CERRÓ LAS PUERTAS DEL MUSEO DE TALCA, PERO SU COLECCIÓN SIGUE ABIERTA

Casi un siglo tiene el Museo O'Higginiano y de Bellas Artes de Talca, espacio que busca rescatar, reconocer y fortalecer la identidad de la región del Maule. A pesar que desde 2010 el recinto ha permanecido cerrado y en reparaciones debido al daño provocado por el terremoto del 27 de febrero del mismo año, su colección de pinturas, joyas, muebles, armas, fotografías y más, sigue disponible de forma online en una web desarrollada por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural (SNPC), ex Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam). En su catálogo también se puede ver el enorme trabajo que ha realizado la institución durante los últimos 20 años: la restauración y conservación de piezas de gran valor histórico y patrimonial que presentaban deterioros como quemaduras, rasgados con desprendimiento de tela, faltantes, barnices amarilleados y otros. Las obras Luis de la Cruz y Goyeneche, Campánulas, Curato de Aldea y Los discípulos de Emaús son algunas de las más de 60 pinturas chilenas y europeas que han sido conservadas gracias al trabajo del Laboratorio de Pintura del Centro Nacional de Conservación y Restauración, dependiente del SNPC. Este trabajo se puede revisar a través de una serie de fotografías que muestran su evolución.

Recorrido virtual

UN MUSEO CON EL DINERO DE CHILE Y EL MUNDO

En pleno centro de Santiago se guarda un tesoro invaluable. Literalmente. A cargo del Banco Central de Chile, el Museo Numismático –que proviene de la disciplina que estudia las monedas, principalmente las antiguas– presenta una colección que nació como una forma de acercar su colección a la comunidad y aportar en el conocimiento económico-financiero de la historia de Chile. En este recinto se presentan, de forma gratuita, cerca de 1.500 piezas originales de alto valor patrimonial, originales de la Colonia hasta la actualidad, a través de las cuales se puede observar la iconografía y hacer un análisis de los símbolos contenidos en los billetes y monedas en exposición. Pero además de poder visitar el espacio presencialmente, el Banco Central entrega la oportunidad de conocer y recorrer sus dos salones de forma virtual. De esta manera el público podrá observar alrededor de 300 monedas de oro, plata y otros metales, así como cerca de 150 billetes nacionales y otros 1.500 más provenientes de 160 países, lingotes de oro, y varias otras piezas especialmente seleccionadas para esta exhibición. Un ejemplo es el peso de Coquimbo, creado en 1828 en la Casa de Moneda de dicha ciudad, y que no alcanzó a circular porque no cumplía con los requerimientos de gramaje, trazado y tratamiento del metal, por lo que fue refundido en Santiago poco tiempo después.

App

UNA APLICACIÓN MÓVIL TRAE AL PRESENTE AL VALDIVIA DEL PASADO

A comienzos de año, el estudio “Barómetro Imagen Ciudad" dio a conocer que Valdivia se alzaba como la mejor ciudad para vivir en Chile entre un total de 24 candidatas, todo gracias a notas sobre 6,0 en ámbitos como seguridad ciudadana, temperatura, oferta del comercio, posibilidades de trabajo, entre otros. En medio de este reconocimiento que puso los ojos de la ciudad en el futuro, una iniciativa local decidió mirar hacia atrás. Así fue como la cooperativa creativa Acá Comunicaciones quiso vincular la localidad con su pasado y volver a traerlo al presente. ¿Cómo? A través de una aplicación para teléfonos móviles llamada Revive Valdivia, la que difunde y revaloriza la historia de la zona mediante rutas urbanas interactivas. La invitación de sus creadores es clara: caminar, descubrir y revivir la ciudad. Recorre los rincones y las calles de Valdivia, y accede a fotografías de archivo, audios, gifs, mapas, recortes de prensa y videos de diferentes hitos. También conoce sobre los antiguos habitantes de la zona, como mapuches, españoles, holandeses, colonos, mestizos o alguno de los chilenos que habitaron y trabajaron por crear esta hermosa y premiada ciudad.

Audiovisual

CELEBRA EL DÍA DEL TEATRO E INSPÍRATE CON LA HISTORIA DE ANDRÉS PÉREZ

Creador, compañero, innovador, maestro, un genio. De esas y otras de maneras se ha hablado de Andrés Pérez Araya, actor, dramaturgo y director chileno, responsable de marcar un hito en la historia del teatro nacional y el motivo por el que, desde 2006, cada 11 de mayo se celebra el Día Nacional del Teatro, en honor a su nacimiento. Siendo un “militante de la belleza”, como decía él, su bandera de lucha fue la calle, y por eso su trabajo contempló la realización de funciones en espacios abiertos que pudieran reunir la mayor cantidad de público, especialmente en sectores o comunas de escasos recursos. Gracias a lo aprendido durante comienzos de la década del 80 en su paso por la compañía francesa Théâtre du Soleil de Ariane Mnouchkine -caracterizado por el uso de máscaras, pantomima y técnicas circenses-, nacieron obras como “El desquite”, “Nemesio Pelao, ¿qué es lo que te ha pasao?”, “Popol Vuh” y “La Negra Ester”, que, junto a la compañía Gran Circo Teatro, hasta hoy luce el récord de ser el montaje más visto en la historia de Chile, con cerca de seis millones de espectadores. En esa dinámica callejera es que, en 1986, los cineastas Carlos Flores y Héctor Ríos filmaron la exhibición de la obra "Todos estos años", dirigida por Andrés Pérez, y que contó con los actores y actrices María Izquierdo, Roxana Campos, Ximena Rivas, Willy Semler, Francisco Reyes, Aldo Parodi, Jaime Lorca, Tito Bustamante y Rodolfo Pulgar. En plena dictadura, la compañía convocó al público frente a la Catedral de Santiago, en Barrio Bellavista, en la Población La Bandera, en el Parque O’Higgins, la Plaza del Mulato y muchos otros lugares de Santiago. 25 años después de ese hito, las grabaciones originales sirvieron para dar vida a "Teatro callejero, mi capitán", documental que hoy puedes ver gratis en TEATROAMIL.TV, y que muestra cómo esta agrupación artística se tomaron el espacio público con megáfonos, disfraces, instrumentos musicales, muñecos gigantes, zancos y banderolas. Todo para mostrar un espectáculo de canto, música, baile y pantomima en el que contaban historias que escarbaban sigilosamente en el acontecer de los últimos años de la dictadura militar.

Síguenos a través de redes sociales: