Explora

Un clásico de la literatura infantil chilena, en la pantalla grande

Afiche de ""

Si hablamos de literatura infantil y juvenil chilena, sin duda Papelucho es un personaje que se nos viene a la mente. Creado por Marcela Paz (seudónimo de la escritora nacional María Ester Huneeus) como una forma de contar algunas de las experiencias que ella misma vivió durante su infancia; muestra a un niño chileno de 8 años que vive con sus padres, su hermano Javier y su hermana chica a quien le dicen “Ji”, y la “Domi”, que también vive en su casa y es considerada “una súper nana-mamá”.

Desde la publicación del primer libro “Papelucho” en 1947, vinieron otras once ediciones en las que se puede leer al entrañable niño compartiendo en su diario de vida todas las divertidas situaciones con sus familiares (su hermana Ji, su hermano Hippie), con amigos reales y de ficción, jugando distintos roles (detective, historiador, misionero), y en diversos escenarios (perdido, en la clínica, de vacaciones).

Aunque sus libros se siguen editando y continúan enriqueciendo la imaginación de niñas y niños chilenos, la historia de Papelucho traspasó las páginas y llegó a la pantalla grande en 2007. El mismo sueño que había tenido Marcela Paz a fines de la década del 70, fue posible gracias al trabajo de Alejandro Rojas y Juan Diego Garretó (Cineanimadores), los mismos realizadores de “Ogú y Mampato”, la primera película animada chilena.

Titulado “Papelucho y el Marciano”, el filme está basado en “Diario secreto de Papelucho y el marciano” (1968) y muestra al inquieto e imaginativo niño cuando se encuentra cara a cara con un marciano, con el cual forman una rápida amistad. Cuando su nuevo amigo se le une mágicamente, causando que actúe extrañamente frente a otros, Papelucho es forzado a tratar de devolver al marciano de vuelta a su hogar, a Marte.

¿Te animas a verla? Puedes hacerlo desde tu casa, ya que se encuentra completamente disponible en la Cineteca Nacional de Chile. Ojo que en la producción trabajaron más de 150 personas entre dibujantes, expertos en color y formatos digitales, quienes crearon más de 100.000 dibujos. Es decir, si Papelucho mueve un dedo en la película, eso significa por lo menos 15 dibujos de animación. ¿Impresionante, cierto?

 

#NiñasyNiños2020

Etiquetas

Audiovisual CineLiteratura