Explora_
La cultura digital

Audiovisual

DOCUMENTAL TESORO HUMANO VIVO: COMUNIDAD KAWÉSQAR DE PUERTO EDÉN

El pueblo Kawésqar ha perdido en la madrugada de este 19 de marzo a uno de los impulsores del proceso de revitalización de la lengua de su pueblo originario. Como homenaje al incansable trabajo de Carlos Raúl Renchi Sotomayor, Elige Cultura te invita a conocer a esta comunidad, reconocida en 2009 como Tesoro Humano Vivo. En el Archipiélago Patagónico Sur del país, frente al Campo de Hielo Patagónico Sur, está ubicado Puerto Edén, única localidad poblada de todo el archipiélago. Aunque fue fundada oficialmente el año 1969, su historia como asentamiento se remonta mucho más atrás debido a la ocupación nómade de todo el archipiélago por el pueblo indígena canoero Kawésqar, de quienes existen vestigios de hasta 6.000 años en sus alrededores. Actualmente reside en esta localidad una de las comunidades Kawésqar del territorio, la cual está conformada por solo trece personas que representan a ocho familias. Específicamente, el caso de la comunidad Kawésqar de Puerto Edén es trascendente por el hecho de encontrarse en "vías de extinción", aunque parezca impresionante, la actual situación de los descendientes es extrema. Por un lado, sus formas de vida han cambiado completamente, muchas de sus costumbres se han perdido, la lengua hoy es hablada por unos pocos (los más ancianos de la comunidad), y la cantidad de individuos que forman la comunidad es dramáticamente reducida, en comparación por ejemplo, al pueblo Mapuche. Los pocos integrantes ancianos que integran la comunidad han sido los únicos que han mantenido viva la cultura ancestral de este pueblo, son los únicos que hoy día conservan en su memoria los antiguos cuentos, historias, las toponimias del territorio ancestral Kawésqar, han conservado hasta hoy las antiguas costumbres de cacería de distintas aves que pueblan el territorio, y los más importante, han mantenido la lengua vernácula de este pueblo. Parte de los integrantes de la comunidad Kawésqar de Puerto Edén, se han comprometido desde el año 1975 en recatar la lengua Kawésqar, pensando en las futuras generaciones y dejar un legado para la posteridad, es así que con apoyo de instituciones estatales, en el día de hoy se puede contar con la elaboración de una gramática, manuales para la enseñanza del idioma Kawésqar y la existencia de un archivo sonoro de la lengua, que se encuentra resguardado en distintas partes del mundo. Fuente: Sigpa

Audiovisual

DOCUMENTAL TESORO HUMANO VIVO: ELENA TITO TITO

Elena Tito Tito (San Pedro de Atacama, Antofagasta, 1953) fue reconocida en 2015 Tesoro Humano Vivo por desarrollar la alfarería tradicional atacameña, una práctica que se ha perdido en el norte de Chile. Ella es una de las cultoras emblemáticas de los “Conocimientos y técnicas de alfareras y alfareros de Santiago Río Grande”, práctica incluida en el Registro de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile. La técnica de alfarería de Elena Tito Tito es ancestral y se ha traspasado de generación, ya que utiliza un tipo de greda propio de su zona, que le da brillo a piezas utilitarias y ceremoniales para uso en rituales milenarios “desde que los Incas estaban en nuestras tierras”. Esta alfarería se caracteriza por sus figuras zoomorfas y antropomorfas, simples y sin pigmentos decorativos. En ellas se despliega el potencial creativo al invocar representaciones de animales como llamas, ovejas, cabras y pájaros principalmente; también se identifican los chulleros, jarras, cántaros, ollas, platos, etc., utensilios que se emplean tanto en las ceremonias religiosas como en las actividades del hogar. En el uso de estas creaciones se esconde toda la cosmovisión del pueblo licanantai, permeado por la herencia incaica en el período previo a la invasión española. El principal y único material requerido es la greda del sector de Río Grande, también llamada ulla. Este material local es el que entrega a la cerámica sus tonos colorados, grises y algunas con trazas de oropel dependiendo del sector desde donde se lo extrae. Cabe señalar que muchos sitios de extracción del barro son de uso y conocimiento restringido, principalmente donde se encuentra el oropel. Junto al barro, Elena también necesita agua para limpiar la ulla en la primera fase de preparación del material y luego también para moldear las piezas, facilitando el trabajo de sus manos. La recolección del barro es un largo e importante momento en la fabricación alfarera. Elena recorre poco más de diez kilómetros, a través del desierto y la montaña, para llegar a las vetas de barro. Esta tarea puede tomar días a lomo de burro, teniendo que dormir entre lampayas bajo intensas y extremas temperaturas. Para esta misión, Elena utiliza un balde para cargar el barro y una pala de madera o chuzo para extraer los trozos de la tierra. Elena está consciente del valor y la responsabilidad que implica transmitir su conocimiento a futuras generaciones. Rescata y reproduce piezas ceremoniales para llevar a diferentes encuentros de culturas, ferias, museos e instituciones. Del mismo modo, enseña y crea utensilios para comunidades vecinas, consciente de que ellas debiesen ser las principales interesadas en mantener vivas sus tradiciones y costumbres. Fuente: Sigpa

Audiovisual

NO TE PIERDAS UNA PREMIADA SERIE QUE LE DA VOZ A NIÑAS Y NIÑOS

Niñas y niños entre 7 y 13 años, de distintos lugares de Chile, dan a conocer sus vidas a través de la pantalla chica. Desde el norte o el sur, desde zonas extremas y fronterizas, desde las grandes ciudades, el campo o la playa, todos presentan historias e intereses diferentes, pero tienen algo en común: todos quieren llegar a ser alguien destacado cuando sean grandes. De eso trata “¿Con qué sueñas?”, una serie documental que muestra los contrastes y la diversidad de nuestro país, en voz de los más chicos del hogar. En esta emocionante primera temporada dirigida por Paula Gómez Vera, 16 menores comparten sus vivencias y cómo añoran transformarse en grandes artistas, como bailarina de ballet, o cantantes de rancheras y música popular; y de qué manera algunos quieren dedicar sus vidas a la naturaleza, ya sea sobre un caballo y disfrutando de la vida campesina, o pescando en un bote en el mar. En cambio otros, desean recopilar nuevos conocimientos técnicos y científicos, y así desarrollarse en las áreas que más los apasionan, como la ciencia; u obtener triunfos mediante el deporte, al volar en parapente, surfear las olas de la costa o siendo una futbolista profesional. ¡Ojo! Esta aplaudida creación chilena a cargo de Mi Chica Producciones, ha recibido una serie de reconocimientos, entre ellos dos Premios Emmy Internacional en 2011 y 2015, como Mejor Programa en la categoría Children and Young People y en la categoría Factual, respectivamente. Además, obtuvieron el 2º Premio en la Categoría Infantil No Ficción de 7 a 11 años en el Festival Iberoamericano Prix Jeunesse 2010 y el Prix Jeunesse International 2014.

Audiovisual

UNA SERIE INFANTIL QUE RECORRE LAS CULTURAS DE AMÉRICA PRECOLOMBINA Y SU ARTE

Tikitiklip Precolombino es una serie infantil animada que invita a niños y niñas a un divertido recorrido por las culturas de América Precolombina y su arte. Los 13 capítulos de la primera temporada, cada uno de cinco minutos de duración, fueron realizados con piezas del arte de la colección del Museo Chileno de Arte Precolombino. En cada capítulo, un padre arqueólogo le enseña a Inés, su curiosa hija, diferentes piezas de arte precolombino con las cuales trabaja. Entonces, Inés imagina fantásticas historias musicales en que las figuras precolombinas son los protagonistas. Ojo, la serie incluye las voces de Kevin Johansen, Gepe, Manuel García, Javiera Mena e Ismael Oddó. Dirección: Alejandra Egaña y Paz Puga. Producción Ejecutiva: Alejandra Egaña y Paz Puga. Letras: Anna Witte / Juana Puga Guión: Alejandra Egaña / Paz Puga / Pedro Peirano Música: Miranda y Tobar. Ilustraciones: Vanesa Brown, Paloma Valdivia, Cristóbal León, Alberto Montt y Claudio Romo. Producción: Ojitos Producciones, 2010.